Ticker
Columna invitada

Apple, ¿una manzana envenenada?

La caída de 10% del precio de la acción de la firma no es motivo de pánico, dice Paul R. La Monica; conforme suba más las acción, será difícil que los productos causen un efecto alcista inmediato.

Por: Paul R. La Monica* |
Miércoles, 10 de octubre de 2012 a las 15:37

NUEVA YORK — En días recientes Apple ha sufrido un revés en Wall Street. Ahora, los inversionistas tienen que averiguar si se trata de una gran oportunidad de compra o si este es el principio del fin de la fabulosa racha alcista de Apple.

Las acciones de la firma han caído un 10% desde su máximo histórico de 705.07 dólares. Los títulos descendieron levemente este martes, convirtiéndose en el cuarto día consecutivo de bajas para Apple.

Podría tratarse de una corrección saludable para una acción que ha rebasado las marcas de los 400, 500, 600 y 700 dólares en sólo 15 meses. Sin embargo, los inversionistas tienen razones legítimas para preguntarse si un gusano podría estar creciendo dentro de Apple.

Por un lado, los consumidores y los críticos no han caído rendidos ante el nuevo iPhone 5 adulándolo. Todo lo contrario. Apple fue duramente criticada por su nueva aplicación de mapas, y muchas personas prefirieron volver a los mapas de Google. Y no faltaron las invectivas predecibles acerca de cómo el finado Steve Jobs no hubiera permitido que un producto tan deficiente llegara al mercado.

Pero quizás lo más sorprendente, y potencialmente perjudicial, son las quejas sobre el adaptador para el conector Lightning, que muchos consumidores se vieron obligados a comprar a fin de conectar su nuevo iPhone con accesorios más antiguos como altavoces, cargadores y despertadores.

Apple se encuentra ahora en la inusual posición de ser percibida como otro Gran Corporativo que no se detendrá ante nada para exprimir hasta el último centavo que pueda de sus clientes. Ya han quedado muy atrás los días de Apple como el valiente David de Silicon Valley combatiendo contra el monolítico Goliat Wintel, un titán híbrido entre Windows e Intel.

Ahora, Apple es visto por algunos como ‘el de arriba', mientras que Microsoft e Intel son ‘los de abajo'.

¿Deberíamos despreciar por eso sus acciones? Personalmente, creo que el escándalo del adaptador y de los mapas pasará pronto. ¿Recuerdan toda la bulla que se armó con la antena del iPhone 4? Fue una polémica pasajera.

Nadie debería sorprenderse de que las acciones de Apple está tomando un respiro. En agosto escribí que "los inversores pueden ser implacables. El único aspecto negativo importante que conlleva ser una acción bursátil que casi todo el mundo ama y posee es que todos puedan emprender una rápida huida si Apple alguna vez tropieza".

Seguí en esa misma línea el mes pasado cuando dije que "conforme las acciones de Apple suban más y más alto, es más difícil que los nuevos productos generen inmediatamente un efecto alcista".

Al parecer, eso es lo que está ocurriendo ahora. Apple demostró que es falible. Los inversionistas se dieron cuenta de que se precisa de algo verdaderamente nuevo y revolucionario y no sólo la quinta generación de una línea de productos que cumple cinco años para que Wall Street se entusiasme de nuevo.

¿Será la rumorada iPad Mini, que podría ser presentada este mes si hay algo de verdad en la cháchara acerca de una inminente invitación para otro evento especial de Apple, el producto que restaure el sentido de magia y asombro asociado generalmente a Apple?

Tal vez. Por lo menos, es algo a lo que Amazon debe temer, ya que una iPad más pequeña sería claramente un asalto en el nicho de precios económicos para tablets que Amazon ha construido con el popular Kindle Fire.

Con todo, es más probable que algún tipo de iTV sea el dispositivo que realmente sea el próximo disruptor de industrias nacido de Apple.

Sin embargo, mientras esperamos la iPad Mini y un posible aparato que cambie la televisión tal como la conocemos, también es importante recordar que a pesar de todos los defectos ampliamente publicitados del iPhone 5, los consumidores de todo el mundo siguen comprándolos como... iPhones (iba a escribir pan caliente, pero ya casi es lo mismo).

Apple divulgará su próximo informe trimestral el 25 de octubre. Los analistas predicen que la compañía reportará un incremento superior al 25% en las ganancias por acción respecto a hace un año además de un aumento interanual en las ventas de casi 30%.

Las estimaciones para el próximo trimestre, al igual que para el año fiscal que termina en septiembre de 2013, han comenzado a elevarse también, luego de que los analistas recortaran exageradamente las previsiones en julio tras el último informe financiero de Apple.

Como resultado, las acciones de Apple lucen una vez más a un precio razonable, cotizando a 11.8 veces las proyecciones de ganancias para el año fiscal 2013. En su precio máximo de 705 dólares, Apple había sido valorada en 13.5 veces las estimaciones de ganancias para el próximo año.

El retroceso de la acción no es una razón para entrar en pánico, las retracciones en las acciones candentes son de esperar... y son saludables. La sensación de alarma sobre la caída en las acciones de Apple es aún más cómica cuando se tiene en cuenta que esta no es la primera vez en los últimos 12 meses que Apple ha sufrido una "corrección".

Esta primavera se dio un pequeño mercado bajista. Después de que Apple alcanzara el entonces máximo histórico de 644 dólares el 10 de abril, la acción luego cayó un 19% para cotizar en 522 dólares el 18 de mayo gracias a las preocupaciones sobre una desaceleración de la economía global.

Y si nos remontamos unos meses atrás, poco después de que el iPhone 4s llegara a las tiendas a mediados de octubre de 2011, las acciones de la tecnológica cayeron casi 15% en un lapso de siete semanas, bajando del entonces pico de 420 dls a 363.32 dólares.

¿Cuál es la lección aquí? Que los inversionistas que se apresuraron a vender los papeles de Apple en algún punto de esos dos baches previos mencionados, se quedaron fuera de la racha alcista que siguió en los meses siguientes. Claro, Apple alcanzará a la larga su tope. Pero dudo que la acción ya haya tocado techo.

Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva de Paul R. La Monica.

*El autor es editor adjunto en CNNMoney.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n0059XZ