Tecnología

‘Teledining’: Disfruta una cena virtual

La práctica de comer mientras se realiza una videoconferencia fue lanzada en restaurantes chinos; sin embargo, los analistas no auguran mucho éxito a esta moda pasajera fuera del sector servicios.

Por: Erika Fry* |
Lunes, 14 de enero de 2013 a las 06:01

Llámalo... un nuevo giro a la cena frente al televisor.

La habitación es agradable, la olla caliente lanza vapor y tus acompañantes comen del otro lado de la mesa, son de tamaño real y en alta definición.

Bienvenido al nuevo y audaz Hai Di Lao, la muy popular franquicia china de estofados, donde ahora puedes partir el pan (perdón, sorber el estofado) con amigos y familiares a una ciudad china de distancia a través de una videoconferencia. (Por ahora, la experiencia de telecomida o teledining se limita a una sucursal en Pekín y otra en Shanghai).

Hai Di Lao ya es conocido por su experiencia culinaria extravagante -se usan iPads para ordenar y los clientes pueden recibir manicuras, masajes, o hacer que lustren sus zapatos mientras esperan su mesa- pero el restaurante realmente elevó su factor sorpresivo cuando instaló sistemas de telepresencia Huawei en dos de sus comedores a principios de este año.

El tiempo en la 'Real y Smart Suite', una sala de 15 metros cuadrados que cuenta con seis sillas y tres pantallas de 65 pulgadas (especialmente protegidas del aceite, el humo y vapor), cuesta 200 yuanes la hora (unos 30 dólares), además de un cargo de 500 yuanes por los alimentos, alrededor de 110 dólares en total.

Cuando la noticia de la iniciativa de Hai Di Lao llegó a Weibo, el Twitter de China, en febrero, fue retuiteada 250,000 veces. Muchos pidieron telepresencia con estofados en su propia ciudad. "Es muy popular, el negocio está creciendo muy rápidamente", dice Jack Feng, vicepresidente de Comunicaciones Unificadas y Mercadotecnia de Colaboración para Huawei.

Debido a que la sofisticada tecnología normalmente está reservada a los hombres trajeados en las suites ejecutivas, no es sorprendente que la telepresencia servida a las masas esté causando un gran revuelo en China. Pero, ¿es éste el futuro de comedor, o sólo un artilugio de una cadena de estofados?

"La gente realmente puede experimentar una conexión emocional. Sienten justo como si estuvieran en la misma habitación. Ellos ven a sus amigos, familiares y socios de negocios, y comen o cenan juntos", dice Feng.

Él imagina que más restaurantes estarán interesados en la tecnología en el futuro, y dice que Huawei y Hai Di Lao se unieron en este proyecto debido a sus culturas compartidas enfocadas en el cliente.

Aunque la telecomida es nueva en China, el concepto ha sido probado antes. En 1995, TeleSuite, una empresa que ha sido adquirida por Polycom anunció planes para salones de comidas remotas en 40 sitios incluyendo Palmer House y Beverly Hiltons. En ese momento, Popular Science, tal vez imaginando un futuro brillante (o quizá no) ofreció "consejos para telecomer" que incluía "Terminar con la frase, 'Cambio'" y "Nunca pedir al mesero del otro lado de la pantalla que te sirva agua".

Aunque la telecomida no se ha vuelto popular, todavía hay establecimientos que ofrecen salones de telepresencia, en particular los que atienden a comensales de negocios.

Fleming's Prime Steak House and Wine Bar, por ejemplo, ofrece salas de telepresencia Cisco en sus 65 sucursales. Los clientes pueden conectarse con otras telesuites de Fleming, sistemas de videoconferencia ajenos a Fleming, o mediante el uso de una firma puente llamada BlueJeans, o usuarios de chat de Skype y Google.

Terri Horan, directora de mercadotecnia de Fleming, dice que el uso de los sistemas ha crecido enormemente en los últimos cinco años. Aunque varía según la ciudad, la mayoría de los salones son utilizados todos los días o un par de veces a la semana.

Son especialmente populares entre los médicos y las compañías farmacéuticas que buscan ahorrar gastos de viaje, pero las telesuites también han sido utilizadas para funciones personales ocasionales, como la transmisión de una boda a familiares a través de Skype. Fleming también organiza de vez en cuando eventos grandes de telecomida que involucran a decenas de sus restaurantes o utiliza su tecnología para entrenamientos internos.

El famoso chef y restaurantero Thomas Keller también utiliza la videoconferencia (Polycom) en sus restaurantes y bares, no por el bien de sus comensales, sino para poder gestionar sus diferentes cocinas durante todo el día.

Bryan Wang, analista de Forrester espera que estos casos de telepresencia en restaurantes permanezcan como excepciones en la industria. "No veo que esto vaya a extenderse o que vaya más allá de la industria hotelera. Simplemente no tiene ningún sentido para los negocios", dice.

En el caso de Hai Di Lao, que según la prensa china gastó más de 4 millones de yuanes (unos 650,000 dólares) en los dos salones, Wang se muestra escéptico de que la franquicia consiga compensar el costo del sistema con lo que está cobrando a los clientes. Aparte de los costos de instalación y mantenimiento, Wang destaca que el ancho de banda en China es extremadamente caro.

Al mismo tiempo, reconoce que es una estratagema de mercadotecnia útil tanto para Hai Di Lao como para Huawei, que mostró avances de su sistema completo de telepresencia de 'próxima generación' en marzo y que ha sido testigo de la creciente demanda de productos en el sector gubernamental.

Aunque Huawei ha vendido su tecnología de videoconferencia a 45 países alrededor del mundo, Wang dice que mucho de este crecimiento provendrá de China, donde organismos provinciales y locales con mucho dinero están reconociendo la utilidad de los sistemas de videoconferencia y telepresencia. Añade que Huawei también ha capitalizado los contratos de redes que tiene con gobiernos de países en desarrollo, al incluir equipos de videoconferencia en operaciones de infraestructura básica.

Wang estima que los precios de Huawei son entre 30 y 50% más bajos que los de sus competidores (las reservaciones mundiales de productos de videoconferencia de Huawei superaron las 130,000 unidades el año pasado, con 2,100 unidades de telepresencia).

Las aplicaciones de la telepresencia en la educación a distancia, la banca y la salud son también fuentes de crecimiento a lo largo de la industria.

De regreso en China, el entusiasmo por el comedor remoto de Hai Di Lao parece haberse enfriado desde su lanzamiento en febrero. Un portavoz de la compañía dijo que los sistemas no son utilizados todos los días, especialmente entre semana. Los planes para desplegar salas remotas en otras sucursales del restaurante a lo largo del país también han sido puestas en espera.

Independientemente de que la telecomida en China siga la dirección de la telecomida en Estados Unidos, es poco probable que Huawei sea la empresa que reviva el movimiento de la comida a distancia en Estados Unidos.

En octubre, un Comité del Congreso emitió un reporte que llama a Huawei una "amenaza a la seguridad nacional" y advirtió sobre su potencial para espiar a los estadounidenses. Huawei, que ha enfrentado tales acusaciones desde hace años en Estados Unidos, niega ferozmente las acusaciones.

*Erika Fry es colaboradora de la revista Fortune y anteriormente trabajaba en Columbia Journalism Review


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005DVG