Tecnología

La explosión china de los ‘smartphones’

La cifra de teléfonos inteligentes en el país asiático está por superar la de EU y Europa juntos; ese avance tendrá grandes consecuencias en la economía china y en la del todo el mundo.

Por: Jack D. Hidary* |
Miércoles, 16 de enero de 2013 a las 06:00

China ha roto un nuevo récord mundial en la penetración de teléfonos inteligentes y esto tendrá efectos dramáticos sobre el contenido y el comercio en 2013 en el mercado de Internet más populoso del mundo.

Los suscriptores móviles en China ahora utilizan 330 millones de smartphones, lo cual representa un aumento del 150% respecto al año pasado. iiMedia, una firma de investigación china, divulgó recientemente estos datos, que no han sido ampliamente distribuidos en inglés.

Los teléfonos inteligentes activos de China ahora superan la cifra total de 321 millones de  móviles activos en Estados Unidos. Kai-fu Lee, el ex investigador en jefe de China para Microsoft y luego para Google, predice que China tendrá 500 millones de teléfonos inteligentes en uso para finales de 2013. Las implicaciones de un cambio tan espectacular de los teléfonos regulares a los inteligentes son de largo alcance y en última instancia afectarán la vigilada tasa de crecimiento del PIB en China.

Esos 500 millones de usuarios de smartphones dirigirán los nuevos patrones de comercio en línea y fuera de la web que tendrán consecuencias globales. Esto es especialmente importante a medida que China intenta incrementar el papel del consumo interno como motor de su PIB.

Los teléfonos inteligentes son clave para el futuro del uso de Internet, los pagos electrónicos y la creación de marca en los productos, ya que relativamente pocas personas en China entran a la web a través de las PC tradicionales.

 A medida que el número de usuarios de Internet móvil crece, los servicios en línea sufrirán una transformación importante y muchos de los nuevos servicios en línea serán concebidos como solamente móviles. (Véase, por ejemplo, El problema de Facebook en China de Fortune) Esto será más pronunciado en China, donde la tasa de penetración de laptops y de escritorio per cápita es mucho menor que en Estados Unidos.

Los smartphones impulsarán la conciencia de marca, la investigación previa a la compra, la comparación de precios, los pagos para transacciones en línea y en persona, y la distribución de contenido popular en las redes sociales.

Toma como ejemplo el mercado de automóviles de China, que vende más autos que cualquier otro país. Las ventas de los nuevos modelos pueden despegar rápidamente si sus fabricantes apuntan a esos consumidores móviles. La investigación previa es fundamental en la compra de automóviles y será más frecuente en los teléfonos inteligentes. Redes sociales bien orquestadas, videos virales y campañas de incentivos pueden atraer a los clientes a los concesionarios y traducirse en cientos de miles de unidades en ventas.

Los smartphones ya están ayudando a las tiendas físicas en mercados de Internet de gran tamaño. En Estados Unidos, mercancías por valor de 159,000 millones de dólares compradas en las tiendas fueron influenciadas por el uso de un smartphone durante la compra.

La consultoría Deloitte estima que en 2016 la cifra llegará a un sorprendente 689,000 millones de dólares. Los minoristas inteligentes están tomando ventaja de este fenómeno dando a los consumidores cupones adicionales para escanear un código de barras en la tienda para conseguir incentivos de una sola vez. Las cadenas de hipermercados siguen creciendo agresivamente en toda China y aquellas que apunten hacia esta masa creciente de usuarios de Internet móvil tendrán una ventaja fundamental sobre los minoristas que dependen sólo de la mercadotecnia tradicional.

No es sorprendente que el mercado de aplicaciones en China esté creciendo rápidamente junto con el aumento de usuarios de smartphones. Wechat de Tencent ha llegado a casi 300 millones de usuarios, la mayoría de ellos en China. Y Baidu, el motor de búsqueda chino, acaba de lanzar una nueva versión de su aplicación de voz tipo Siri facilitando la búsqueda de información y ubicaciones de manera móvil. Taobao, uno de los sitios de comercio electrónico más populares en China, tiene una aplicación tanto para iOS como para Android que permite a los usuarios previsualizar y comprar en sus dispositivos móviles. Taobao es una división de Alibaba. Alibaba también ofrece Alipay, que es similar a Paypal de eBay y que se beneficiará en gran medida por el crecimiento de los smartphones.

El sector de los teléfonos inteligentes en China también está trastocando las jerarquías tradicionales de la tecnología. Si bien Google no es un jugador importante en las búsquedas en China, sí domina el mercado de los sistemas operativos para smartphones. Android mantiene un 67% de participación de mercado hasta la fecha en China. En contraste, iOS de Apple tiene sólo el 10% del mercado. El éxito de Google con Android en China podría ser, sin embargo, una victoria pírrica, ya que la mayoría de los teléfonos no ofrecen los servicios de Google que han sido prohibidos en China. En cambio, estos smartphones destacan los servicios de los competidores de Google.

Tim Cook, de Apple, por su parte, estuvo en China recientemente y predijo que será el mayor mercado de la compañía dentro de unos años. Esto podría ser cierto, pero Apple tiene el difícil reto de destronar a Android o incluso de acercarse a sus niveles de adopción en China. Apple podría ser capaz de fortalecer su posición a través de aplicaciones de plataforma cruzada que se ejecuten en sus tabletas y otros dispositivos.

Una novedosa TV de Apple no estaría de más, por ejemplo en un país en donde el ancho de banda de Internet está creciendo rápidamente, y hay una sed insaciable por contenidos de televisión nacional y extranjera.

En China, Samsung está destinado a superar a Nokia en el próximo trimestre o dos, en mayor participación de mercado de smartphones. Esto pondrá más presión sobre la empresa en problemas que ya está bajo ataque en muchos de sus mercados globales. Nokia está disfrutando de cierto éxito con sus Lumia en otros mercados, lo cual generó resultados de ganancias mejores a los esperados, pero está perdiendo terreno en China.

Y luego están los lugareños: Huawei, ZTE y Lenovo, cada uno comandando entre el 6% y el 8% del mercado de smartphones chino. Un participante inicial menos conocido que controla el 10% del mercado es CoolPad que es una filial de Yulong/China Wireless y que fue vendido por China Unicom. Los teléfonos inteligentes de Coolpad imitan muchas de las características de los teléfonos de las grandes marcas a un precio más bajo. Curiosamente, Huawei, ZTE y Coolpad están ahora compitiendo por una porción del mercado de teléfonos inteligentes estadounidense. Hasta el momento, Coolpad ha sido el único de los tres que ha lanzado con éxito sus productos en Estados Unidos. Las cuatro empresas tuvieron presencias significativas en el CES que concluyó la semana pasada.

Entonces, ¿qué significa todo esto? El mundo está a punto de presenciar un fenómeno único este año. El mayor mercado nacional de consumidores móviles está emergiendo. Los nuevos patrones de consumo en línea y fuera de la web están tomando forma rápidamente y las marcas que salten a esta ola podrán mejorar su participación de mercado de una manera dramática.

Para 2015, el número de usuarios de teléfonos inteligentes en China superará a todos los usuarios de telefonía móvil en Estados Unidos y Europa juntos. No existen precedentes de este tipo de cambio. A medida que China vuelve a centrarse en el consumo interno, la mayor base de consumidores móviles sin duda jugará un papel importante como motor económico. Y eso va a tener un efecto dominó en todo el mundo.

*El autor es un inversor de emprendimientos y cofundador y ex CEO de Dice.com. Envía tus comentarios a Jack en @jackhidary.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005E5Q