El negocio para Microsoft en Dell

La firma de Bill Gates podría presionar para la producción de equipos Windows 8 ligados a su visión; Microsoft quiere ser más agresiva al controlar el hardware en las PC, dicen analistas.

Por: David Goldman |
Miércoles, 23 de enero de 2013 a las 16:43

NUEVA YORK (CNNMoney) — Dell ha sido cliente de Microsoft desde hace décadas. Pero tal vez muy pronto Microsoft lleve la voz contante.

De acuerdo a CNBC, Microsoft está en conversaciones para invertir entre 1,000 y 3,000 millones de dólares en el fabricante de computadoras como parte de una estrategia para sacar a Dell de la Bolsa. Si Dell es comprada por su valor actual de mercado de 23,000 millones de dólares (mdd), eso le daría a Microsoft una participación de entre 4 y 13% en la compañía.

La participación del 16% del CEO y fundador Michael Dell vale aproximadamente 3,500 mdd, por lo que todavía controlaría un poco más que su aliado en Redmond, si el informe de CNBC es correcto.

Representantes de Dell y Microsoft se negaron a comentar al respecto.

La medida tendría sentido estratégico para Microsoft. El gigante del software invirtió fuertemente en Windows 8, pero las ventas de PC y tablets son hasta ahora mediocres, especialmente en el extremo inferior del mercado de los portátiles, que compite directamente con la popular iPad.

Con Dell directamente bajo su influencia, Microsoft podría presionar al fabricante de computadoras para producir dispositivos Windows 8 que se ajusten más estrechamente a su visión.

"Creo que Microsoft ha identificado este problema y está tratando de tener más voz en su destino", señaló Al Hilwa, analista de IDC. "Está claro que Microsoft quiere ser más agresiva al controlar y dirigir el ecosistema de hardware para las PC."

La estrategia de Microsoft quedó demostrada en el dispositivo Surface, el primer ordenador de su propio diseño. Sin embargo, tener voz y voto en los asuntos de Dell también podría darle a Microsoft la posibilidad de contener a sus rivales.

Por ejemplo: actualmente toda la línea de tablets de Dell funciona exclusivamente con Windows 8. Si estos dispositivos no han conseguido ganar fuerza a mediados de este año, Dell podría recurrir a otras opciones fuera del ecosistema Windows. Ya lo ha hecho antes, empleando Android de Google como plataforma de su línea Dell Streak. Esos dispositivos mal recibidos por la crítica ya están descontinuados, pero Android sigue siendo una amenaza.

"Una alternativa obvia sería la de vender una tablet Android para competir con las pizarras Nexus 7 y Nexus 10", sugirió Carl Howe, analista de Yankee Group. "¿Cómo sería recibida esa decisión si Microsoft es un inversor estratégico? Supongo que no muy bien".

Controlar tanto el software como el hardware es un modelo que le funciona muy bien a Apple. Google adoptó una medida similar el año pasado con la adquisición de Motorola Mobility. Android estaba empezando a írsele de las manos a Google, pues los fabricantes despachaban al mercado dispositivos decepcionantes sin una estrategia de diseño claro. Google planea centrar a Motorola exclusivamente en dispositivos de gama alta y usar a la empresa para promover su visión de la plataforma Android.

Así que ¿por qué Microsoft no compra la totalidad de Dell, como hizo Google con Motorola?

Sería un riesgo demasiado grande, opinan los analistas.

 "Microsoft no debe ser percibida como favoreciendo a un fabricante de hardware por encima de otro", advierte Ronald Gruia, consultor principal de Frost & Sullivan. "Esa es la última cosa que Microsoft necesita, el favoritismo."

Tener una participación en Dell podría ser suficiente para que Microsoft moldeara su visión ideal de Windows. Para Dell, sin embargo, tener a Microsoft como su jefe supremo no resultaría tan bien.

La compañía perdió un tercio de su valor de mercado en el 2012 y no pudo mantenerse competitiva con rivales como Apple y Samsung. Estas compañías han hecho un mejor trabajo a la hora de adaptarse a la era "post-PC" con tablets y smartphones innovadores.

"El motivo de dejar de cotizar en bolsa es que puedas servir a tus propios objetivos a largo plazo sin tener que preocuparte por el desempeño a corto plazo", comenta Howe de Yankee Group. "Tener un inversionista externo - Microsoft - enturbia esa libertad. Creo que Dell tendría un futuro más seguro si sigue en solitario".


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005EJE
recomienda
Patrocinado por