Tajín, un espacio para vivir la magia

En su aniversario número 10 la Cumbre Tajín trae varias sorpresas para sus visitantes; serán cinco días de propuestas culturales, ecológicas, sociales y humanas.

Por: Regina Reyes-Heroles C. |
Miércoles, 25 de febrero de 2009 a las 06:00
La Cumbre es una propuesta cultural con más de 5,000 actividades. (Foto: Cortesía)
La Cumbre es una propuesta cultural con más de 5,000 actividades. (Foto: Cortesía)
Es el décimo año en que se celebra la Cumbre de Tajín. (Foto: Cortesía)
Es el décimo año en que se celebra la Cumbre de Tajín. (Foto: Cortesía)
Los visitantesviven de cerca la cultura totonaca. (Foto: Cortesía)
Los visitantesviven de cerca la cultura totonaca. (Foto: Cortesía)

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión.com) — La Cumbre de Tajín cumple diez años y del 18 al 22 de marzo llenará Papantla, Veracruz con actividades artísticas y culturales.

El evento se traduce en una experiencia única. Para muchos, es la oportunidad de conocer una de las culturas vivas más impresionantes: la totonaca, y de conocer YTajín, una de las zonas arqueológicas más bellas. En Tajín se reúnen personas de todo tipo, desde una anciana, hasta un punk, o un maya con un huichol, incluso el tibetano, explica Salomón Bazbaz, director de la Cumbre Tajín.

"Son cinco días de magia total  porque puede participar en un taller, asistir a un temascal, darse una limpia, participar en una obra de teatro, ver un concierto, asistir a la zona arqueológica de noche y, al otro día, puede tener una agenda totalmente diferente”, dijo el organizador.

El norte de Veracruz está preparado para recibir visitas provenientes de todo el mundo. Tan sólo en el 2008, más de 160,000 personas visitaron Tajín. Entre las celebridades que esperan este año están La mala Rodríguez, Fito Páez, Ximena Sariñana y Los Tigres del norte.

Pero la Cumbre no sólo es un festival musical, sino una propuesta cultural, social, ecológica y humana con más de 5,000 actividades. Una de sus distinciones como festival es que todas las ganancias recaudadas se quedan en la región del Totoncapan. El 30% de las ganancias se otorga a becas para que jóvenes indígenas puedan realizar sus estudios universitarios. El año pasado se recaudaron 123 becas.

Tajín ha impactado a la estructura social, económica y turística de toda la región, explicó Bazbaz. “Lo que empezó como proyecto, se convirtió en un evento, que a su vez se convirtió en un programa y hoy es un modelo único en el planeta de regeneración cultural”.

En estos momentos de crisis financiera en los que los proyectos culturales son de las últimas partidas en los presupuestos, Tajín muestra que los detonadores culturales pueden resultar en beneficios en todos los aspectos de una comunidad, añadió Bazbaz.

De arte, cultura y tradición

La novedad este año es el Encuentro Internacional de Voladores. Durante los cinco días habrá vuelos en los dos palos de volador que están en Tajín. El objetivo no es sólo ver las diferencias de trajes y estilos de vuelo de cada grupo, sino el reunirlos en seminarios para compartir las experiencias de este ritual de fertilidad.

Además, explicó Bazbaz, los voladores ya están nominados como patrimonio inmaterial de la humanidad ante la UNESCO y sabrán el dos de octubre de este año si tienen este nombramiento. Ante esta posibilidad, ver las diferencias entre voladores de Papantla, de Guatemala, San Luis Potosí, o mayas para los visitantes puede ser atractivo.    

Por otro lado, además de ver a los voladores y atender a los conciertos de las celebridades antes mencionadas, el visitante también podrá experimentar distintos estilos de masajes, atender talleres de sobadores, enseñanzas de medicina tradicional, aprender a tejer la simbología totonaca en un telar de cintura o visitar la ciudad sagrada de El Tajín por la noche.

La identidad como hilo conductor

La Cumbre Tajín desde su origen se ha reconocido como el Festival de la Identidad, ya que se ha dedicado a revaluar, preservar y difundir la cultura y tradiciones de los Totonacas, guardianes de Tajín.  

Las culturas indígenas en México son parte de la identidad y es ahora, dentro de un mundo globalizado, que la identidad se revalora, dice Bazbaz.

“El pensamiento indígena es, para mi manera de ver, la pieza de rompecabezas que falta dentro del pensamiento global. Nos dice que cuidemos el entorno, la familia, que estemos en contacto con nuestras deidades y que hagamos ceremonias. Creo que este pensamiento indígena puede hacerle mucho bien al pensamiento global, que de pronto, es totalmente materialista”, dice el director.

El respeto a la naturaleza, a la diversidad y el espíritu son elementos del mensaje de la cultura Totonaca que pueden retomar vigor cuando hay una necesidad de sustentabilidad ecológica o una crisis económica que afecta todos los niveles de la sociedad, explica Bazbaz.

“Hay una gran oportunidad de México de salir de las crisis invirtiendo en cultura. La mexicana es valorada en el mundo (…) y hoy es importante que la gente refrende y esté orgullosa de su identidad. La cultura mexicana es una riqueza enorme que no sólo atrae turismo y economía, sino da identidad a México”, dice Bazbaz.

Para más información, visita www.cumbretajin.com


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n001P7I