Destinos para fanáticos de los deportes

Pocos deportes y destinos conjugan maestría, pasión y espectacularidad.

Viernes, 13 de marzo de 2009 a las 06:00
Circuito de Fórmula 1, Monza, Italia
5
tl
El autódromo Nazionale Monza alberga el circuito de F1 más rápido.  (Foto: Stock.xchg)
El autódromo Nazionale Monza alberga el circuito de F1 más rápido. (Foto: Stock.xchg)
Adrenalina italiana

El autódromo Nazionale Monza es considerado uno de los santuarios del circuito de Fórmula 1. La historia de esta pista de autos es larga: se construyó en 1922, desde entonces ha sufrido más de cinco modificaciones y ha sido testigo de tres muertes de pilotos y de más de 40 de aficionados que fallecieron al ser golpeados por neumáticos o piezas de los autos que perdieron el control. Finalmente, en 2000 se hizo la última modificación, pero las curvas no perdieron su toque especial. Es el circuito de la F1 más rápido de todos, con una velocidad promedio de 260 km/h y una máxima cercana a 370 km/h; en el trazado de 5.79 km se alternan las altas velocidades de las rectas con la reducción hasta muy baja velocidad para tomar las curvas. Michael Schumacher eligió este recinto para anunciar su retiro al final de la temporada en 2000.

La ciudad de Monza -la tercera más grande de la región de Lombardía con cerca de 122 mil habitantes, los cuales, por cierto, son conocidos por su alegría y amenidad- ofrece de todo para sus visitantes: modernidad y, al mismo tiempo, construcciones históricas de estilo, boutiques de lujo, museos y un singular paisaje gracias al río Lambro que cruza la ciudad.

Dónde dormir: Reconocido como uno de los hoteles más lujosos de Italia, el Hotel de la Ville ofrece habitaciones de estilo antiguo (siglo XIX) de diseño individualizado, de gusto muy refinado y de gran confort. Sin embargo, vale la pena hospedarse en La Villa, la residencia contigua al edificio principal: una impresionante casa aristocrática de principios del siglo pasado, perfectamente adaptada para recibir huéspedes y hacerlos sentir en otra época. Además, la mayoría de las habitaciones tienen vista al Palacio de Saboya y sus jardines (Viale Regina Margherita di Savoia 15, Monza; 39/393-9421; www.hoteldelaville.com; habitación doble desde 250 euros).

Dónde comer: La verdadera pizza, el verdadero risotto y la verdadera pasta se comen en la Osteria dell' Oppio, acompañados, además, de un exquisito vino de su selecta cava. Los dueños, originarios de Monza, se encargan personalmente de preparar los típicos platillos italianos y cambian de menú mes con mes (Via Magenta 16/A; 39/389-092; www.osteriadelloppio.it).

Qué ver: El parque-jardín Villa Real es parte de un complejo arquitectónico de estilo neoclásico que fue construido en 1777 y habitado como casa de campo por los monarcas del Imperio Austrohúngaro y después por el Reino de Italia. El parque tiene una extensión de 700 hectáreas, está cercado por una muralla y en su tiempo se utilizó como reserva de caza para la familia real y sus invitados. Un paseo por este parque-jardín permite al visitante darse una idea de la naturaleza que predominaba en la zona en el siglo XIX: bosques, prados, cultivos, fincas y villas.

Tip de insider: Si visitas la catedral de Monza, no dejes de ir a ver la Corona Férrea o de Hierro, la cual fue usada desde la Edad Media hasta el siglo XIX para las coronaciones de los reyes de Italia. Observa el interior de la corona, porque la tradición cuenta que la lámina que ahí se encuentra fue forjada con el hierro de uno de los clavos que se usaron en la crucifixión de Cristo. Por este motivo, la corona también es venerada como reliquia.



Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n001Q78